DIY – ideas para decorar tarros de cristal

diy facil para reciclar tarros de cristal

Hoy te traigo 4 ideas para decorar tarros de cristal. Si te gusta la mermelada, los pepinillos, los pimientos del piquillo o las guindillas (a las cuales reconozco estoy enganchada, ummm… hamburguesa con guindillaaaaa… ) estás de suerte, porque todo eso viene en tarros de cristal que hoy vamos a reciclar y a convertir en piezas únicas  para decorar tu casa.

He dejado la sierra, el taladro y el atornillador a un lado por unos días y me he sentado tranquilamente en el sofá de casa para enseñarte a hacer este DIY. No tienes excusa para ponerte a ello, no hay herramientas ni materiales complejos, y seguro que por casa tienes todo lo que se necesita.

Necesitas:

  • Frascos de cristal o vidrio.
  • 1 Rollo de cuerda.
  • Pintura chalk paint
  • Pincel.
  • Pistola termoencoladora (de silicona caliente) o pegamento de contacto.
  • Cinta adhesiva ancha (o cinta de carrocero).
  • Abalorios: perlitas adhesivas, figuras de pasta, o cualquier otra cosa que te guste.
  • Tizas.

Paso 1- Pintar los tarros de cristal con chalk paint.

He elegido la chalk paint, porque es una de las pocas pinturas que agarra en el vidrio sin necesitar ningún tipo de imprimación .Como ya te he dicho en otros post donde la  hemos utilizamos (cómoda rescatada de la basura, farolillo renovado…), lo primero, y fundamental es limpiar bien la pieza con agua y un chorrito de amoniaco. Al pintar sobre una superficie como el vidrio tenemos que asegurarnos la máxima adherencia de la pintura así que no puedes olvidar este paso.

Usa un pincel y el color “Casi negro” de La Pajarita como base. Este tono cubre muy bien y con dos manos es suficiente para conseguir uniformidad en el color, si prefieres usar otra tonalidad puede que tengas que dar una tercera pasada para cubrir el cristal por completo.

Paso 2- Disimular la rosca del tarro.

Para la parte de la rosca de la tapa pon cuerda para un toque rústico. También podrías usar cordón de seda, un trozo de pasamanería, cinta o un trozo de cuero.

Usa la pistola de silicona caliente para pegar la cuerda o el material elegido. Empieza por abajo y aprieta con cuidado para no quemarte con el pegamento. Pon unas gotas cada pocos centímetros y envuelve toda la zona procurando no dejar espacio entre vuelta y vuelta. Si no tienes pistola de silicona puedes usar pegamento de contacto o cianocrilato.

Cuando hayas cubierto toda la superficie corta el sobrante con tijeras de forma biselada para que se aprecie menos la unión final de la cuerda.

Paso 3- Elije tu decoración

Dibuja con tizas

¡¡Más fácil imposible !! Es chalk paint, todo lo que pintes con ella se convierte en algo similar a una pizarra así que dibuja con tizas lo que te apetezca y cambia el motivo cuantas veces quieras. Ideal para indecis@s 😛

Este dibujo botánico es fácil de realizar y encaja en diferentes estilos. Y si te equivocas, un paño húmedo para quitar la tiza y volver a empezar.

Pega un bonito detalle para decorar los tarros de cristal

Usa pasta de papel para crear formas, usa cristales de colores, algún botón especial, figurillas de madera, incluso un poco de lacre con tu sello favorito. Cualquier cosa puede usarse para dar un poco de personalidad a este bote. En este caso tenía unos corazones de pasta de papel hechos, así que he usado uno para darle un rollito romántico a este frasco.

Usa abalorios

Con unas bonitas tiras adhesivas que imitan medias perlas puedes crear un fabuloso contraste con el color oscuro y mate del bote. Existen en diversos colores y tamaños y son muy fáciles de conseguir, de hecho estas son del “chino” del barrio. Dan un toque muy chic, y crea un juego de texturas interesante con la cuerda y la pintura.

La 4 idea es convertirlo en el clásico portavelas

Que sí que es lo más fácil, pero le damos una vueltecita para que quede más original. También lo pintaremos pero hacemos una ventana. Antes de pintar el bote tienes que hacer una “reserva”. Con papel adhesivo o cinta de carrocero o incluso etiquetas adhesivas debes tapar una parte del frasco y reservarla de la pintura. Así creas la ventana por la que podrás disfrutar de la luz de la vela. En este caso  hice una con forma de corazón, tú puedes dejar la forma que más te guste, cuadrada, redonda, topos… y hacer cuantas aberturas quieras.

Cuando la pintura esté seca puedes quitar el papel adhesivo y tendrás un hueco sin pintar. Ahora vuelve a usar las perlitas y decora el borde.

También puedes bordear con la misma cuerda de la parte superior, pegándola con la pistola de silicona. Y si este estilo de farolillo no te gusta puedes ver éste de madera que hicimos anteriormente.

Y ya tienes tus frascos personalizados y decorados por tí mismo.¡ Ahora sólo tienes que buscarles una utilidad ! En este post te enseño a hacer con ellos un organizador de utensilios para la cocina.

Algunas propuestas más:

  • Úsalos como contenedores para pequeñas plantas.
  • En el baño para organizar las brochas o utensilios de maquillaje.
  • Como pequeño jarrón con flores naturales o artificiales.
  • Y claro está, como candelabro.

Espero que la idea te haya gustado tanto que estés deseando dejar de leer a esta pesada, y correr al cubo de basura a recuperar esos botes que habías tirado. 😀

¿ Y a ti qué opción te ha gustado más ?

Si te gustan nuestros contenidos SUSCRÍBETE !!

 
 

TE AVISAMOS DE NUEVOS CONTENIDOS 

ACCESO A CONTENIDO EXCLUSIVO *

ES GRATIS Y MUY FÁCIL

*Píldoras deco e imprimibles, más info +

Comparte ideas, resuelve las dudas que este proyecto te haya ocasionado o deja simplemente tu opinión. Gracias