consejos para redecorar el dormitorio

dormitorio decorado con cuadros

En el post de hoy quiero mostraros lo fácil que puede ser redecorar el dormitorio, sin que por ello sea necesario cambiar los muebles. No deberías sentirte obligado a mantener el estilo de una habitación durante años, como si nos obligasen a amortizar todo lo que hayamos comprado. Sólo hay que tener un par de cosas en cuenta para que resulte sencillo y a la vez económico.

Imaginad a un treintañero soltero y sin compromiso, que se compró un piso hace años y lo decoró con gusto y esmero para embelesar a toda dama que cayese en sus brazos. Ahora pensad que ese chico realmente no tenía mucha idea y le quedó algo parecido a esto:

dormitorio antes de redecorar

Vamos a ayudar a este “mendrugo” 🙂  a redecorar su habitación para ver si de una vez logra engañar a alguna incauta y sienta cabeza. Para ello, antes de nada vamos a observar bien el espacio para encontrar cuales son los fallos más evidentes. Una vez localizados será más fácil buscar soluciones.

Aunque los muebles tan conjuntados dan la sensación de dormitorio de catálogo, están en muy buen estado. No vamos a cambiar ninguno excepto una vieja silla usada como galán. El cuarto se pintó de un amarillo yema de huevo bastante potente que al dueño le da buen rollo, tampoco vamos a cambiarlo porque las paredes no tienen ningún desperfecto. En general la habitación no es demasiado pequeña, tiene mucha luz natural, es funcional y posee mucho espacio de almacenaje.

Para mí el error más evidente es el uso del color. Todo es demasiado monótono, la gama de los tonos va del amarillo al anaranjado en mobiliario y textiles sin ayuda de ninguna otra tonalidad. Los muebles pasan desapercibidos, la cama no invita al descanso y todo carece de personalidad.

La habitación solo tiene colores cálidos, tanto que resulta agobiante tras unos minutos. Deberíamos equilibrar la tonalidad dominante con toques de color frío.

Tras tener claro que es lo que falla nos disponemos a redecorar la habitación.

Consejos para conseguir un nuevo look en el dormitorio.

Pinta una pared de un color diferente.

Como la pintura es reciente y no se quiere gastar dinero pintando nuevamente la habitación, hemos repintando en blanco la pared del cabecero, así quitamos algo de peso al amarillo del resto de muros y aportamos frescura y algo de contraste al dormitorio.

redecorar el dormitorio con composición de cuadros

Crea un punto focal

Aprovechamos la zona superior del cabecero para crear una composición de cuadros diseñados para combinar con el resto de la habitación. Los marcos son de Ikea  y las imágenes las hemos pintado nosotros mismos. Sigue habiendo amarillo en las láminas para continuar con la gama de color, pero se suaviza al combinarse con tonos azules, blancos y negros más fríos. La pared se ha vuelto mucho más interesante y aporta personalidad a la estancia.

redecora el dormitorio con textiles

Actualiza la ropa de cama

El edredón color naranja terroso que antes dominaba la cama da paso a una funda nórdica con un diseño joven y urbano. Con unos almohadones amarillo vivo y otro en blanco y negro damos continuidad a la paleta de color. Un plaid a los pies de la cama del color de los almohadones remata el conjunto.

Añade alguna pieza interesante

Para dejar la ropa por la noche había una vieja silla de madera torneada que desentonaba con los muebles de la habitación. Una silla plegable de director para el jardín adquirida en Leroy Merlín resulta mucho más versátil y juvenil.

dormitorio amarillo

Cambia las lamparitas de noche.

Una de las lámparas se había roto, de todos modos eran pequeñas y se perdían en la mesilla. No tienes por qué ceñirte a piezas creadas para el dormitorio, nosotros hemos utilizado flexos de color negro (propios de una zona de trabajo) que contrastan con la madera y aportan un toque informal y divertido.

dormitorio con flexo en mesita de noche

Una vez resueltos los problemas la habitación luce ahora más actual y atrayente. Con una mínima inversión tiene un look muy distinto, más personal, joven y con un ligero toque urbano.

El cabecero y las mesillas que antes se perdían entre el amarillo de la pared ahora cobran protagonismo y se dejan ver.

cambio de look del dormitorio después de ser redecorado

En este caso hemos adaptado la decoración al estilo de los muebles, como hicimos en nuestro post dedicado al home-staging: actualiza tu salón por poco dinero. Ahora bien si el estilo de los muebles no fuera el apropiado tendríamos que transformarlos con otras técnicas para conseguir  resultados.

Con esto damos por terminado nuestro trabajo. Esperemos que nuestro soltero tenga más acierto eligiendo pareja que el que tuvo al decorar su cuarto.

¿Qué te han parecido estos consejos? Anímate a redecorar el dormitorio con ellos,  y si ya lo has hecho cuéntanos cómo. Gracias por opinar.

2 comentarios

  1. Enhorabuena!! Un cambio sorprende, rápido y económico. Somos muchos los que tenemos los muebles a conjunto, en su momento eran lo más, y así se le puede dar otro aire con facilidad. Suerte que no fueran de wengué!!

    1. Muchas gracias Nuria, jajaja, bueno si hubieran sido wengué, habría sido menos rápido, pero para todo hay soluciones. ;). Un saludo.

Comparte ideas, resuelve las dudas que este proyecto te haya ocasionado o deja simplemente tu opinión. Gracias