cómo hacer un estante especiero para camuflar tuberías

Hola, en este proyecto vamos a construir un estante para especias, con doble función. ¿El truco? Además de un mueble útil, conseguimos ocultar unas tuberías vistas en la cocina.

A veces, por mucho que queramos, hay cosas que escapan de nuestro control. En mi cocina las tuberías de gas al calentador y los fogones están a la vista, hay cables que cuelgan… ¡Nada estético! Como siempre estoy pensando en cómo mejorar mi entorno, decidí que no podía seguir así. Primero intenté disimularlas pintándolas de blanco, pero el resultado no fue el esperado. Y encontré otra solución más útil y elegante.

Vamos a hacer un estante estrecho para que no nos quite demasiado espacio en la encimera, con un hueco en el fondo donde esconder cables y tubos, una especie de doble fondo.

 

Materiales

  • Tableros o listones de madera: cortados al ancho adecuado al espacio de encimera que hay que ocupar. (Os lo pueden cortar donde compréis el material y quedaría más limpio. En caso contrario, una sierra caladora, sierra circular, incluso si me apuras, un serrucho servirá)
  • Tirafondos (tornillos para madera): En mi caso usé ocho, si vuestro estante es distinto al que propongo pueden ser más
  • Pegatinas/Embellecedores para tapar los tornillos, del color final del mueble.
  • Patitas de plástico para la base del especiero (las encontrarás en cualquier ferretería, pueden ser adhesivas o para clavar)
  • Brocha o rodillo (Un rodillo de pelo muuuyyyyy corto es el que proporciona mejor resultado)
  • Barniz o pintura para el acabado final.

Una vez cortadas todas las piezas, debemos medir a qué altura queremos las baldas. Queremos que los botes que vayamos a guardar quepan correctamente. Para que la madera no se raje al atornillar podemos hacer agujeros guía con una broca para madera pequeña, una de 2mm será suficiente.

También puedes usar una barrena o clavar un clavo con un martillo. No olvides que hay que dejar el hueco al fondo para tapar las tuberías, por eso las baldas son más estrechas que los laterales, y debes ajustarlas al frente antes de marcar los agujeros.

Atornilla las baldas con los laterales, con un atornillador eléctrico tu muñeca no se resentirá. Ya solo queda colocar el fondo, clávalos o atorníllalos a las baldas, como prefieras.

Una vez esté montado el mueble, decide qué acabado quieres para el especiero: yo usé esmalte acrílico al agua de color blanco y un rodillo pequeño de pelo corto, así no se verán brochazos y se verá más suave.

Y para que la madera no absorba líquidos, puedes pegar o clavarle patitas de plástico (muy recomendable si el mueble va junto al fregadero)

 

¡Listo! Solamente queda elegir condimentos y especias que queramos tener a mano al cocinar.

¿Y tú? ¿Qué hubieras hecho para tapar las dichosas tuberías? Si se te ocurre alguna otra idea o solución, te invito a compartirla con nosotros. Gracias!!

Comparte ideas, resuelve las dudas que este proyecto te haya ocasionado o deja simplemente tu opinión. Gracias